Dos dimensiones

La última parte del programa Ciencia Fascinante la hemos dedicado a explorar las dimensiones, y hemos empezado por la segunda dimensión, por el plano.
Hemos visto un video muy curioso que encontramos en Internet, de dibujos animados de la serie Doctor Quantum. Es la historia de una habitante de un mundo de dos dimensiones que pasa a las tres dimensiones,Planilandia y sufre una transformación en su vida. Esto nos da que pensar. ¿Podría pasarnos a nosotros, seres de tres dimensiones espaciales, también?
Pero la idea no es de este caballero. Ya se le ocurrió allá por el año 1884 a un profesor, escritor y teólogo inglés llamado Edwin Abbot la idea de escribir un libro sobre Planilandia, un mundo habitado por seres vivos de dos dimensiones. Lo podeís leer en Internet en

http://www.librosmaravillosos.com/planilandia/index.html

También hemos admirado las maravillas artísticas realizadas por el artista holandés MC Escher, que jugaba con las perspectivas de objetos tridimensionales, al dibujarlos en dos dimensiones, creando efectos visuales espectaculares, como el de la imagen siguiente:

mc_escher02Los monjes parecen subir las escaleras continuamente. Pero esto es imposible. Es un engaño de la vista. En este video en Youtube, se explica y se visualiza el engaño:

https://www.youtube.com/watch?v=erQ4Mqv9l4A
 

Pero no hace falta buscar trabajos suyos de objetos tridimensionales. También son geniales sus teselaciones. Teselar es muy parecido a embaldosar. Se trata de rellenar un plano con dibujos sin que quede un sólo espacio en blanco sin rellenar. Hemos aprendido que sólo hay tres figuras geométricas que pueden rellenar un plano sin dejar huecos:  el triángulo, el cuadrado, y el hexágono.

1946-horsemenY aquí es donde hemos entrado nosotros. Hemos construido a partir de un cuadrado, figuras, como la de un pájaro (más parecía una gallina), o la de un pez (en este caso con dos cuadrados juntos). Nos ha bastado con hacer traslaciones y desplazar pedazos del cuadrado hacia otras zonas del mismo. Y de esta manera tan curiosa hemos mantenido la propiedad del cuadrado, de teselar el plano. Escher hacía figuras más complicadas, y quedan dibujos espectaculares, como el de la imagen de la derecha.
Pero por unos minutos, nosotros también nos hemos sentidos artistas de las dos dimensiones.

Esta entrada fue publicada en Matemáticas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *